Día: 5 julio, 2016

No necesito que tu pretendido feminismo me salve






Ese momento del día, recién puesto el sol y las calles y en el que en mi casa ya huele a café recién hecho, asoman por el borde de mi cama unas manitas regordetas que me tocan la cara para que me despierte, un cuerpecito sabroso de 17 kilos con unas piernas regordetas que se […]

Read more