“Eso no es criar”

agobioCena en un restaurante. Dos mujeres que hace quince años que no se ven han quedado con más gente, compañeros de estudios de postgrado para cenar. Ambas casadas y con hijos se cuentan su día a día. Una de ellas cuenta cómo se apaña para trabajar y cuidar a los hijos y confiesa que tiene ayuda en casa. En concreto, una señora todo el día. Una señora que hace la compra, friega, lava, plancha, hace la comida y a veces, incluso, también la compra porque su jefa, una de nuestras protagonistas, trabaja desde casa puesto que su labor se resuelve 100% on line. La otra escucha. Trabaja de 9 a 6 de lunes a viernes, fuera de casa, y no se tiene ayuda más que una asistenta de manera puntual cuatro horas a la semana.

Minutos más tarde de iniciar la conversación, la que no tiene ayuda en casa le dice a la que sí que la tiene:

-Perdona que te diga pero eso que tú haces no es criar.

Esta conversación es real. Me llama poderosamente la atención de todo esto dos cosas:

  • La sempiterna manía que tenemos de juzgar lo que otras madres hacen, creyendo que nosotras lo hacemos bien y ellas, por supuesto, no.
  • La idea tan absurda de creer que una madre, si no suda, si no va cargada como una mula, si no va de aquí para allí a todas horas no es una madre como Dios manda.

Criar no es agotarse y caer extenuada en el sofá a las once de la noche. Criar es contener, amar, proteger, educar, ser. Criar es amar y servir de refugio, consolar en el llanto, abrazar en la pena, sonreír en la risa, educar para corregir, enseñar para aprender, AMAR. Y por cierto, amar, ya lo sabéis quienes me leéis desde hace tiempo, también supone no pegar. Y digo lo de pegar, lo saco aquí a colación, porque la madre que sentenció: eso no es criar, más tarde reconoció que pegaba y la otra madre no se la “devolvió” diciendo: Eso es maltratar, por ejemplo. Porque no está para juzgar. También la madre que sentenció: “Eso no es criar”, dijo que en su casa los niños a los 3 meses se iban a dormir a su habitación porque en esa casa había que dormir. Y la otra madre no dijo nada aunque lo pensó. Quizás tener ayuda supone estar menos cansada y estar menos cansada podría suponer, tener más capacidad de aguante. Es una sugerencia, no una verdad absoluta.

agobio2No sé si es herencia del catolicismo más castigador (yo soy católica por si me quieren tirar piedras) o herencia de qué pero persiste todavía en la mente colectiva que cuanto más agobiada esté una mujer en la crianza, mejor madre será. Pues no. No es así necesariamente. Si hay algo que resta tiempo a estar con los hijos es fregar la casa, planchar, limpiar el suelo, los muebles…es decir, las tareas del hogar. Una madre que no tiene que hacerlas, porque paga a quién se las hace, tiene (muy probablemente) más tiempo disponible para criar a sus hijos, para tirarse al suelo y disfrutar porque sabe que no tiene que acotar ese tiempo para irse a planchar una hora.

Criar con calidad es estar tiempo de calidad. La madre juzgada de no criar, curiosamente, tienen a sus hijos hasta los dos años en casa mientras ella está con ellos (con ayuda, pero está) Se sabe que la mejor de las opciones es que los bebés estén en casa y no en guarderías a los cuatro meses de edad. Se sabe que el contacto con la madre es vital para el desarrollo. ¿Qué tendrá que ver si la madre limpia o friega para criar o no criar? Las críticas han de hacerse desde el razonamiento veraz, desde el conocimiento, no desde mitos infundados. Si una madre se puede permitir ayuda no le resta su forma de maternar a los hijos. Es un comentario muy extendido en las redes sociales, cuando una famosa se muestra cariñosa con sus hijos siempre entra alguien a decir: “claro, con tanto servicio doméstico está chupado” Cierto es que si no tienes que limpiar estarás mucho menos cansada pero eso no significa que no críes bien. Ni mejor ni peor que si te tocan horas diarias de plancha. La paciencia está en las personas, no en el estatus.

“Eso no es criar” es una sentencia dura, hecha desde el resentimiento más que desde el conocimiento, es poco solidaria y, sobre todo, es irreal.

Me puedes seguir en facebook, twitter y linkedin

Tagged ,

10 thoughts on ““Eso no es criar”

  1. Hola Gema, hoy un rapido que tengo un monton de curre.

    Como sabes vivo en USA, y una de las mejores cosas que tiene este bendito país es que a nadie se le ocurre ni de lejos juzgar lo que nadie hace. Puedes ir ó venir a donde quieras, hacer lo que quieras vestir como quieras, (Cuando mis hijos en España me vieron por primera vez con pantalones cortos a cuadros para ir a una reunion de trabajo no se lo podian creer) a nadie, repito a nadie se le ocurre decir o pensar si deberias ó no deberias vestir hacer comer o pensar de esa manera.

    El deberia, I would, solo se usa en primera persona no se aplica a los demás.

    Y tienes razón, criar no tiene que significar cansancio hasta la extenuación, significa amar, enseñar, corregir, llevarlos de la mano por la vida hasta que son suficientemente mayorcitos para ir ellos por si solos.

    Un saludo from AR.

  2. Hola Gema, hoy un rapido que tengo un monton de curre.Como sabes vivo en USA, y una de las mejores cosas que tiene este bendito país es que a nadie se le ocurre ni de lejos juzgar lo que nadie hace. Puedes ir ó venir a donde quieras, hacer lo que quieras vestir como quieras, (Cuando mis hijos en España me vieron por primera vez con pantalones cortos a cuadros para ir a una reunion de trabajo no se lo podian creer) a nadie, repito a nadie se le ocurre decir o pensar si deberias ó no deberias vestir hacer comer o pensar de esa manera.El deberia, I would, solo se usa en primera persona no se aplica a los demás.Y tienes razón, criar no tiene que significar cansancio hasta la extenuación, significa amar, enseñar, corregir, llevarlos de la mano por la vida hasta que son suficientemente mayorcitos para ir ellos por si solos.Un saludo from AR.

  3. Creo que te tomas este tema muy a pecho. Hay tantas formas de criar como personas. Lo que tengo claro es que una mujer que no está nunca en casa difícilmente puede ocuparse de sus hijos. También es verdad que otras están y no se ocupan tampoco.

    1. En mi caso empecé a trabajar a jornada completa (de ocho a cinco y media, con una hora para comer en la que podía ver a mi hijo media hora… hasta que dejó de dormir por las mañanas y se adelantaron sus siestas), y por no estar en casa durante el día no significa que no juegue con él por la tarde, y le dedique plena atención el ratito que estamos hasta que nos acostamos juntos a eso de las ocho y media. Tarda de media una hora en dormirse, pero ese rato aprovechamos para tetear y estar juntos. No tengo a nadie que me venga a limpiar ni a planchar ni a cocinar, así que nos arreglamos entre el padre de la criatura y una servidora, que para ello aprovecha el tiempo que se queda en el parque (una media hora diaria) y especialmente las dos o tres horas que me quedan entre que se duerme y mi propio cansancio (rato de planchar, limpiar algo sin hacer ruido…). Todo el mundo me decía que al empezar a trabajar dejaría la teta seguro, y tendría que empezar a dormir mejor porque si no al día siguiente yo iba a estar muy cansada. Pues ni ha dejado la teta (y de hecho es nuestra mejor manera de reencontrarnos por la tarde al vernos después de tantas horas), ni ha dejado de despertarse por las noches, pero he de decir que de esto nadie sospecha nada porque al dormir juntos los desvelos son mínimos.

      Y hoy, que es lunes, le toca la cena al padre, porque después del fin de semana juntos necesitamos tiempo para reencontrarnos y jugar juntos, muuuucho tiempo.

      Ojalá pudiera permitirme a una persona que viniera un ratito a quitarme la pila de plancha, y a evitar que las pelusas pululen por las esquinas. Pero tengo claro que sólo será niño una vez, y su madre va a estar ahí para darle el tiempo que no puede durante el día, y no para agobiarse al llegar a casa con todo lo que hay que hacer.

    2. Me parece bien lo que cuentas pero no olvides que también tienes que relacionarte con tu pareja.

  4. Creo que te tomas este tema muy a pecho. Hay tantas formas de criar como personas. Lo que tengo claro es que una mujer que no está nunca en casa difícilmente puede ocuparse de sus hijos. También es verdad que otras están y no se ocupan tampoco.

    1. En mi caso empecé a trabajar a jornada completa (de ocho a cinco y media, con una hora para comer en la que podía ver a mi hijo media hora… hasta que dejó de dormir por las mañanas y se adelantaron sus siestas), y por no estar en casa durante el día no significa que no juegue con él por la tarde, y le dedique plena atención el ratito que estamos hasta que nos acostamos juntos a eso de las ocho y media. Tarda de media una hora en dormirse, pero ese rato aprovechamos para tetear y estar juntos. No tengo a nadie que me venga a limpiar ni a planchar ni a cocinar, así que nos arreglamos entre el padre de la criatura y una servidora, que para ello aprovecha el tiempo que se queda en el parque (una media hora diaria) y especialmente las dos o tres horas que me quedan entre que se duerme y mi propio cansancio (rato de planchar, limpiar algo sin hacer ruido…). Todo el mundo me decía que al empezar a trabajar dejaría la teta seguro, y tendría que empezar a dormir mejor porque si no al día siguiente yo iba a estar muy cansada. Pues ni ha dejado la teta (y de hecho es nuestra mejor manera de reencontrarnos por la tarde al vernos después de tantas horas), ni ha dejado de despertarse por las noches, pero he de decir que de esto nadie sospecha nada porque al dormir juntos los desvelos son mínimos.Y hoy, que es lunes, le toca la cena al padre, porque después del fin de semana juntos necesitamos tiempo para reencontrarnos y jugar juntos, muuuucho tiempo.Ojalá pudiera permitirme a una persona que viniera un ratito a quitarme la pila de plancha, y a evitar que las pelusas pululen por las esquinas. Pero tengo claro que sólo será niño una vez, y su madre va a estar ahí para darle el tiempo que no puede durante el día, y no para agobiarse al llegar a casa con todo lo que hay que hacer.

    2. Me parece bien lo que cuentas pero no olvides que también tienes que relacionarte con tu pareja.

  5. De acuerdo con que la sentencia es absurda, y coincido con PP Benítez en que la gente tiende a juzgar demasiado. Desde mi perspectiva personal, yo tengo en alta consideración dedicar parte de mi vida con mis hijos a las tareas de casa, porque entiendo que les transmito valores positivos sobre la limpieza, la corresponsabilidad y su proceso de madurez. Creo que parte de nuestro tiempo juntos debe invertirse en esa parte de nuestras vida. Pero es mi opción personal. Y teniendo tan claro desde el principio, que la opción personal de cada uno, es la más adecuada para su vida, no pierdas el tiempo, ni energía, ni ganas de gritarle a la gente, porque opinen sin que se les pida. Es más sencillo ignorarles.

  6. De acuerdo con que la sentencia es absurda, y coincido con PP Benítez en que la gente tiende a juzgar demasiado. Desde mi perspectiva personal, yo tengo en alta consideración dedicar parte de mi vida con mis hijos a las tareas de casa, porque entiendo que les transmito valores positivos sobre la limpieza, la corresponsabilidad y su proceso de madurez. Creo que parte de nuestro tiempo juntos debe invertirse en esa parte de nuestras vida. Pero es mi opción personal. Y teniendo tan claro desde el principio, que la opción personal de cada uno, es la más adecuada para su vida, no pierdas el tiempo, ni energía, ni ganas de gritarle a la gente, porque opinen sin que se les pida. Es más sencillo ignorarles.

Comments are closed.