Sexo, mentiras y corralas cibernéticas

ninos-pataky-04-zPubliqué el viernes en este periódico la entrevista con Elsa Pataky. No quería dejar de dar una visión más personal  de ella. Al fin y al cabo lo otro es entrevista pura y dura y esto es opinión. He de decir que vi en ella una mujer que nada se parece a la que conocí hace unos años. No se trata de lo físico. Sí, ha cambiado muchísimo. Y no sé si se ha operado o no. Eso es lo de menos. Yo me tiño las canas. Y media España, también. Y nadie, cuando habla de una mujer, murmura por debajo que se tiñe las canas o que se depila las piernas. Si está operada, hace requetebién. Si a mí me sobrase la pasta también me quitaría las lorzas sobrantes. Y si no me diera miedo el quirófano, claro.

El caso, decía, que nada tiene que ver con la Elsa que conocí hace unos diez años. Se la ve asentada, aposentada y camino, a pesar de su juventud, de lograr esa paz interior que las mujeres empezamos a vislumbrar una vez soplamos las cuarenta velitas. Está enamorada y se siente correspondida. Sólo eso da una lucidez mental que se refleja en el rostro increíble. Por la conversación que tuvimos es fácil adivinar que Elsa ha vivido una revolución interior tras ser madre. Está viviendo lo que ahora se llama una maternidad consciente que no es más que entender muchas cosas que antes no se explicaban o no se expresaban. Digamos que con la maternidad ha sucedido una cosa muy similar a la sexualidad. Siempre ha existido pero no siempre las mujeres la han disfrutado así. Además de que la maternidad es una parte fundamental de la sexualidad femenina por mucho que haya gente que se lleve las manos a la cabeza al escuchar semejante afirmación.

Me gustó en ella su ausencia de divismo. Otras con mucho menos son menos naturales. Y hubo un momento de la conversación, cuando ya hablamos como dos madres que intercambian experiencias más que como periodista y celebrity, que me hizo mucho gracia comprobar que, al final, cuando se trata de hablar de hijos, todas nos parecemos bastante.

Chris Hemsworth and Elsa Pataky Tour MadridLo que sí me ha sorprendido después de esta entrevista es saber que cierta parte de mujeres, no me digáis cuáles, pero las hay, la han criticado porque dicen que no es tan buena madre como dice ser porque tiene un ejército de nannies. Esto es lo mismo que es guapa pero porque se opera. Bueno, la cirugía estira pero no convierte a alguien feo en alguien guapo. No llego a entender el problema de criticar a una mujer porque tenga ayuda en casa. Viene a ser como quién lleva a sus hijos en tren, metro y autobús y pone a parir a la madre que los lleva en coche. Francamente no me caracterizo por ser políticamente correcta así que no tengo ningún reparo en decir que criticar a una mujer que contrata a otra para que le eche una mano en casa es de envidiosas. Ayudar no significa sustituirte, significa eso, ayudar. Significa que mientras tú bañas a uno, la otra persona le da la papilla al otro. O mientras bañas a los dos, la otra persona hace la cena. O mientras tú juegas en el jardín de tu casa, la otra persona plancha. Es decir, que pagas para tener más tiempo para estar con tus hijos. ¿Hay algo de malo en eso? A veces también se paga para que te puedas ir a trabajar y también me parece de perlas. En realidad me parece de perlas que la gente se busque la vida lo más cómoda que pueda.

Estamos las mujeres todo el santo día a la gresca. Como tenemos pocos que nos ataquen, entonces nos damos nosotras para rematar. En fin que quería comentaros, aunque fuera de soslayo, que me encantó Elsa Pataky. Que le comenté las críticas a su recuperación y confesó no haber leído nada. No creo que le importe demasiado, tampoco.

¿Que por qué digo esto? Porque me he dado una vuelta por muros ajenos y veo comentarios así: Del muro Mimos y teta de la maravillosa Nohemí Hervada

” No se puedo comparar a esta chica con una madre normal. Esta mejor con los años porque cada vez está más recauchutada y no se cómo puede defender lo natural si ha tenido un parto con cesárea programado. Tuvo una cesárea hace un mes y medio y ya esta haciendo abdominales y deporte como sí nada… Chiquito ejemplo de responsabilidad, cuando te dicen que la herida no se termina de cerrar hasta el año… Lo de la lactancia podría ser, pero seguro que tiene una o dos nanys que van con ella a todos sitios”

ELSA7Resulta que Elsa no ha dicho que haya sido programada sino que recomienda a las que de antemano sepan que se la harán así que pidan el piel con piel. La llama recauchutada (debe de ser la ayudante del médico que opera a Elsa), dice que hace abdominales cuando la propia Elsa ha reconocido que con la cesárea no puede y para más inri la tacha de irresponsable. Toma ya. Con un par. Y ya para terminar, como lo de la lactancia no puede demostrarlo dice: bueno pero seguro que tiene nannys. ¿Se puede tener más mala leche y ser más mala con la gente? Esto es envidia. Pero de toda la vida del Señor.

Y así todo el rato. ¿Qué les parece? mala leche es lo que sobra. Vaya, lo que digo siempre. Que para ser una madre de matrícula para determinado tipo de madres tienes que ir con la ojera y el rulo puesto, gorda como un trullo, a ser posible sin ducharte y sudando la gota gorda. ¡Qué barbaridad!

Sinceramente, si tu estuvieras casada con Thor, tuvieras tres hijos estupendos y sanos y una vida sin preocupaciones, ¿te iba a importar lo que digan cuatro mujeres en un foro? Pues eso

Puedes seguirme en facebook, twitter y linkedin 

PD. Si quieres saber por qué Elsa está así de delgada prueba a comer cada día lo que ella come (lo puedes leer aquí) y a hacer todo el deporte que ella hace. Y entonces seguro que estarás como ella o incluso mejor.

Tagged , ,

9 thoughts on “Sexo, mentiras y corralas cibernéticas

  1. Genial el post, maravillosa la entrevista. Yo también he descubierto a una nueva Elsa desde que he empezado a leer su blog, es decir, desde que tiene a sus gemelos, y me encanta… Y ojalá todas pudiéramos conciliar como ella (llevando a nuestros hijos con nosotras siempre) y pudiéramos contar con ayuda para disfrutar de nuestros niños sin tener que andar a la carrera o perdiendo horas de sueño por la plancha, por ejemplo.

    1. La plancha, esa tortura del siglo XXI. Sólo pensar en ella me da dolor de espalda…

  2. Genial el post, maravillosa la entrevista. Yo también he descubierto a una nueva Elsa desde que he empezado a leer su blog, es decir, desde que tiene a sus gemelos, y me encanta… Y ojalá todas pudiéramos conciliar como ella (llevando a nuestros hijos con nosotras siempre) y pudiéramos contar con ayuda para disfrutar de nuestros niños sin tener que andar a la carrera o perdiendo horas de sueño por la plancha, por ejemplo.

    1. La plancha, esa tortura del siglo XXI. Sólo pensar en ella me da dolor de espalda…

  3. Una cosa es tener ayuda en casa y otra que alguien te sustituya todo el tiempo con tus hijos. No sé cuál es el caso de Elsa Pataki. Un saludo.

    1. Pues si siempre los lleva encima, les da el pecho y además duerme con ellos y se los lleva siempre consigo, tú misma te estás respondiendo a la pregunta.

  4. Una cosa es tener ayuda en casa y otra que alguien te sustituya todo el tiempo con tus hijos. No sé cuál es el caso de Elsa Pataki. Un saludo.

    1. Pues si siempre los lleva encima, les da el pecho y además duerme con ellos y se los lleva siempre consigo, tú misma te estás respondiendo a la pregunta.

  5. […] relación con el post de ayer, hoy escribo de nuevo por este tema. Me anda rondando mucho la curiosidad y de verdad que es para […]

Comments are closed.