Día: 3 mayo, 2013

Yo por mi hija, ¡ma-to! (¡amos hombre!)






De todas las virtudes que me adornan no está precisamente incluida la coherencia. Ya digo siempre que donde dije digo…Y es que uno tiene derecho a  cambiar de opinión. O no. Pero si lo hace ha de asumir las consecuencias. Y yo vengo dispuesta a todo. Resulta que ayer me descubrí como una madre al […]

Read more